Presentación en Sevilla

PresentaciónSevillaPublico
(Foto: Allanamiento de Mirada)
FotoPresentaciónSevilla
(Foto: Juan Ferreras)

El pasado viernes 1 de diciembre, ante casi un centenar de personas, se presentó “El ruiseñor sin ojos” (editorial Allanamiento de Mirada, 2017) en el local autogestionado Lanónima de Sevilla. El editor Paco Espínola evocó algunas de sus experiencias en el mundo del flamenco con artistas de la talla de Camarón o Enrique Morente, e invocó a heterodoxos como Cansinos Assens y los hermanos Caba. Miguel Ángel Rivero (filósofo e historiador del arte, organizador de la histórica Reunión de Cante Jondo de La Puebla de Cazalla, concejal de cultura de esta misma localidad y director en ella del Museo de Arte Contemporáneo José María Moreno Galván, en el cual tuve el honor de exponer mis “Flamencografías”) trazó la construcción de la imagen del flamenco en la pintura del siglo XIX, y me presentó como un discípulo de Goya, Gutiérrez Solana y otros pintores de la “España negra”. Pastora Filigrana, abogada y activista por los derechos fundamentales, elogió la crítica social contenida en mis ilustraciones y analizó cómo la imagen estereotipada del flamenco encubre y perpetúa relaciones de sometimiento: la del propio flamenco, la del pueblo gitano y la de Andalucía en su conjunto. Para terminar, yo expliqué la génesis de este trabajo y lancé algunas reflexiones sobre la imagen del flamenco, el modo en que he intentado plasmar este arte, y las conexiones entre flamenco e ilustración.

Fue un acto emocionante por la calidad de las intervenciones, el apoyo que sentí por parte del público sevillano y los reencuentros con amigos de toda la vida como el gran fotógrafo Juan Ferreras.

El pueblo es grande y me abona

Oleeeeee

Las amigas de la escuela Hola Flamenco de Katowice (Polonia) envían esta foto tomada durante sus vacaciones en Cádiz: una mano anónima ha comentado mi exposición callejera “Fui piedra y perdí mi centro”. Aún podéis visitarla en el Centro Municipal de Arte Flamenco La Merced.

A mí que me importa
que un rey me culpe,
si el pueblo es grande y me abona.
Voz del pueblo, voz del cielo,
que no hay más ley,
que son las obras.

Canela en rama

Portada_Completa_Web

Ruiseñor_Portada_BN

Dibujo a lápiz y resultado final de la portada de El ruiseñor sin ojos. 52 cantes ilustrados (ed. Allanamiento de mirada 2017), el libro que recopila mi trabajo de ilustración sobre cantes clásicos del flamenco.

«Mientras muchos cantos de la península tenen la facultad de evocarnos los paisajes donde se cantan, el cante jondo canta como un ruiseñor sin ojos. Canta ciego y por eso nace siempre de la noche. No tene mañana ni tarde ni montañas ni llanos. No tene más que una luz de noche abstracta donde una estrella más sería un irresistble desequilibrio.»
(Federico García Lorca, Arquitectura del cante jondo)

Sinestesias flamencas en Granada

Cartel_Sinestesias_Flamencas_2.indd

¡No hay descanso! A partir del próximo miércoles 8 y hasta el 30 de noviembre se podrá visitar en Granada mi nueva exposición, Sinestesias flamencas. Está organizada por la Diputación de Granada (Delegación de Cultura y Memoria Histórica) dentro de su ciclo Flamenco y Cultura, y será en la sala taller del Palacio de los Condes de Gabia (Plaza de los Girones, 1). El día de la inauguración ofreceré una pequeña charla con proyección incluida. ¡Pásate!

Presentación de “El ruiseñor sin ojos”

Presentación3
Presentación1

Ayer presentamos en Granada El ruiseñor sin ojos. 52 cantes ilustrados. Fue en la Corrala de Santiago, con las intervenciones de muy alto nivel de Paco Espinola de la editorial Allanamiento de Mirada, el cantaor Juan Pinilla, el artista transdisciplinar Valeriano López y el humilde “ilustraor” Seisdedos (yo mismo). ¡Hacéos con él!¡Me lo quitan de las manos!

El ruiseñor sin ojos

Portada_Ruiseñor_Web

A partir del 7 de noviembre estará disponible mi nuevo libro El ruiseñor sin ojos. 52 cantes ilustrados, editado por Allanamiento de Mirada.

“Este libro es un objeto extraño: una colección de cantes flamencos ilustrados. Pero más extraño aún es que nadie lo hubiera hecho antes: ¿Cómo es posible que en el último siglo y medio ningún ilustrador haya trabajado sobre la inabarcable tradición poética del flamenco? Quizá este género de poesía popular y lumpen fue considerado indigno de la ilustración, esa hija bastarda y plebeya de las Bellas Artes.”