Café cantante

Viñetas_Flamencas_1_FINAL_Web
Viñetas_Flamencas_1_Detalle

Otra pieza de mi exposición La elipse de un grito. Poema ilustrado del Cante Jondo (hasta el 10 de mayo en el Museo-Casa Natal de Federico García Lorca en Fuentevaqueros, Granada). Señoras y señores, ya no hay garitos como los de antes.

Lámparas de cristal
y espejos verdes.
Sobre el tablado oscuro,
la Parrala sostiene
una conversación con la muerte.

(F. G. Lorca, Poema del Cante Jondo)

Manzanilla Juan Breva

Juan_Breva_Web

Si no os gusta el anís, os sugiero este excelente manzanilla del cantaor Juan Breva, que también forma parte de mi exposición La elipse de un grito. Poema ilustrado del Cante Jondo, que podéis visitar hasta el 10 de mayo en el Museo Casa Natal de Federico García Lorca en Fuentevaqueros (Granada).

Juan Breva tenía
cuerpo de gigante
y voz de niña.


(F. G. Lorca, Poema del Cante Jondo)

Anís Silverio

Silverio_Web

Retrato del cantaor Silverio Franconetti. Otra pieza de mi exposición La elipse de un grito. Poema ilustrado del Cante Jondo, que podéis visitar hasta el 10 de mayo en el Museo Casa Natal de Federico García Lorca en Fuentevaqueros (Granada).

Entre italiano
y flamenco,
¿cómo cantaría
aquel Silverio?
La densa miel de Italia
con el limón nuestro,
iban en el hondo llanto
del siguiriyero.


(F. G. Lorca, Poema del Cante Jondo)

La seguiriya

Seguiriya_FINAL_Web
Seguiriya3
Seguiriya_Expo

Es hora de ir presentando a algunos de los personajes y criaturas que forman parte de La elipse de un grito. Poema ilustrado del Cante Jondo, la exposición que podéis visitar hasta el 10 de mayo en el Museo Casa Natal de Federico García Lorca en Fuentevaqueros (Granada).

Entre mariposas negras,
va una muchacha morena
junto a una blanca serpiente
de niebla.

Tierra de luz,
cielo de tierra.

Va encadenada al temblor
de un ritmo que nunca llega;
tiene el corazón de plata
y un puñal en la diestra.

¿Adónde vas, siguiriya,
con un ritmo sin cabeza?
¿Qué luna recogerá
tu dolor de cal y adelfa?

(F. G. Lorca, Poema del Cante Jondo)

La elipse de un grito

POEMA DEL CANTE JONDO_Tarjeta

Al fin puedo anunciaros en qué he estado trabajando en los últimos tres meses: la exposición La elipse de un grito, mi personal versión ilustrada del Poema del Cante Jondo de Federico García Lorca. Un verdadero regalo para cualquier ilustrador/a, que he realizado por encargo del Museo Casa Natal Federico García Lorca de Fuente Vaqueros (Granada), donde podéis visitarla a partir de hoy.
Desde aquí quiero mostrar mi mayor agradecimiento al personal de la Casa-Museo (Inma, Alejandro, Pedro, Pepe y Mercedes) por la confianza depositada en mí, su apoyo y cariño y la libertad creativa que me han permitido en todo momento. También a David y Ana, de Vía Creativos e Impresores, responsables de la producción de los materiales de la exposición, por su enorme profesionalidad e infinita paciencia.
En los próximos días ampliaré información sobre este ilusionante proyecto.

Presentación en La Libre de Barrio (Leganés)

Leganes5

Leganes6

Leganes7

El pasado miércoles 24 de enero tuve el placer de presentar en Leganés El ruiseñor sin ojos, ante un público muy atento y participativo. El acto se celebró en La Libre de Barrio, un local autogestionado con gran arraigo en esta ciudad del sur de Madrid. La Libre alberga una excelente librería y promueve multitud de actividades sociales y culturales. También acoge a un buen grupo de aficionados y aficionadas al flamenco a quienes agradezco desde aquí su invitación y su interés en mi trabajo.

Presentación en Madrid

Presentación2
mde
mde

El pasado viernes 15 presentamos en La Central de Callao El ruiseñor sin ojos. 52 cantes ilustrados (editorial Allanamiento de Mirada, 2017). Además de los habituales (es decir, mi editor Paco Espinola y yo mismo) contamos con las intervenciones de muy alto nivel de Carlos García Simón (librero de lance y buen aficionao) y del periodista Esteban Ordóñez Chillarón. El público se mostró muy interesado y participativo y volvimos una vez más a agotar los recursos. Es decir, que lo dimos todo y lo vendimos todo. Como broche de oro, y cuando ya dábamos el acto por terminado mi querida compañera de APIM (Asociación Profesional de Ilustradores de Madrid) Angelines San José y su hermana Carmen se lanzaron espontáneamente a cantar y bailar jotas (las cuales, por cierto, están en el origen de importantes estilos flamencos como las alegrías). En resumen: una tarde memorable en la que el ruiseñor voló muy alto gracias al calor de los y las asistentes.

Presentación en Sevilla

PresentaciónSevillaPublico
(Foto: Allanamiento de Mirada)
FotoPresentaciónSevilla
(Foto: Juan Ferreras)

El pasado viernes 1 de diciembre, ante casi un centenar de personas, se presentó “El ruiseñor sin ojos” (editorial Allanamiento de Mirada, 2017) en el local autogestionado Lanónima de Sevilla. El editor Paco Espínola evocó algunas de sus experiencias en el mundo del flamenco con artistas de la talla de Camarón o Enrique Morente, e invocó a heterodoxos como Cansinos Assens y los hermanos Caba. Miguel Ángel Rivero (filósofo e historiador del arte, organizador de la histórica Reunión de Cante Jondo de La Puebla de Cazalla, concejal de cultura de esta misma localidad y director en ella del Museo de Arte Contemporáneo José María Moreno Galván, en el cual tuve el honor de exponer mis “Flamencografías”) trazó la construcción de la imagen del flamenco en la pintura del siglo XIX, y me presentó como un discípulo de Goya, Gutiérrez Solana y otros pintores de la “España negra”. Pastora Filigrana, abogada y activista por los derechos fundamentales, elogió la crítica social contenida en mis ilustraciones y analizó cómo la imagen estereotipada del flamenco encubre y perpetúa relaciones de sometimiento: la del propio flamenco, la del pueblo gitano y la de Andalucía en su conjunto. Para terminar, yo expliqué la génesis de este trabajo y lancé algunas reflexiones sobre la imagen del flamenco, el modo en que he intentado plasmar este arte, y las conexiones entre flamenco e ilustración.

Fue un acto emocionante por la calidad de las intervenciones, el apoyo que sentí por parte del público sevillano y los reencuentros con amigos de toda la vida como el gran fotógrafo Juan Ferreras.